En Primera Persona

Paco y Antonia, nieto y abuela, de la Comunidad campesina de Canco (Apurimac, Perú)

Paco y Antonia, nieto y abuela, de la Comunidad campesina de Canco (Apurimac, Perú),  participantes en el proyecto de desarrollo rural ‘El nuevo pueblo Pampahuasi para todos’ de Madre Coraje. Con este proyecto, financiado por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional (AACID), el Gobierno de Navarra y Madre Coraje, en 2017 se replicaron 13 tecnologías productivas a familias de 5 distritos. Gracias a las Municipalidades se financió el coste de acompañamiento de 40 líderes o kamayoqs, y la dotación de insumos agrícolas o ganaderos, dando la oportunidad de reproducir las tecnologías aprendidas a más de 1.000 personas productoras. El Centro de Innovación Tecnológica -CIT construido tiende al auto sostenimiento.

Zaida

Zaida Ezequiel Semo es de Siaia. Gaza. Mozambique. Cumplió, junto a sus amigos,  25 años el pasado 12 de mayo. Su comunidad se vio beneficiada por un proyecto de Madre Coraje con el cual han logrado mejorar el acceso al agua potable gracias a las canalizaciones.

20 de febrero: Día Mundial de la Justicia Social

Fabián Vargas. 58 años: “Ahora regamos nuestra tierra con aspersores y nos hemos formado para tratar nuestras plantas frutales: Limones, ciruelas, peras, manzanas… Ya tenemos para alimentar, vestir y educar a nuestros hijas e hijos”.

Silvia Iman Sullón

“El fenómeno El Niño Costero inundó mi casa totalmente. Estaba llena de lodo… muy triste. Los colchones, los bidones para el agua y los abrigos nos han ayudado mucho. Estamos empezando una nueva vida. El apoyo de las ONGs nos ayuda a salir adelante”

Nuestro pueblo daba pena

Zenón Sánchez: “Nuestro pueblo daba pena. Ni buena vida, ni salud… alcoholismo… Pero empezamos a plantar eucaliptos, pinos… y a organizar los pastos. La mayoría nos dedicamos a los cuys, animal al que no les dábamos importancia y que criábamos en nuestras cocinas. Convivíamos con los cuys en casa. Pero ahora ya tenemos galponcitos para criarlos. Además de alimentarnos, también salimos al mercado para sustentar a la familia”.